PREÁMBULO

La lucha contra el dopaje se ha convertido en una preocupación permanente de los organismos deportivos internacionales y de las autoridades gubernamentales.

Los objetivos del control de dopaje se centran en tres principios fundamentales:

Desde 1966 la FIFA ha puesto todo su empeño para lograr que los controles de dopaje en todas las competiciones mundiales garanticen partidos justos y legítimos, de modo que los resultados de un partido reflejen la fuerza verdadera de las asociaciones nacionales participantes.

La participación en una competición de la FIFA está sujeta a la aceptación incondicional de acatar el presente reglamento que ha sido verificado por las comisiones competentes de la FIFA y es válido para todas las competiciones de la FIFA, salvo para la Copa Mundial de la FIFA.

* el término "jugador" en el presente reglamento es válido tanto para jugadores como jugadoras.